Piwik

Quiero constituirme un complemento de jubilación

El ahorro para la jubilación, organizado en un marco colectivo o individual, permite completar su jubilación básica y complementaria obligatoria. Una serie de medidas fiscales y sociales fomentan su desarrollo.

El ahorro para la jubilación incluye mecanismos muy distintos.

El Plan de ahorro popular para la jubilación (PERP) se suscribe por adhesión individual a un contrato de seguro firmado entre una asociación encargada de la vigilancia del PERP, la Agrupación de ahorro popular para la jubilación (GERP por  sus siglas en francés), y un organismo gestor que puede ser una empresa de seguros, una institución de previsión o una mutua.

Permite constituir un complemento de jubilación  gracias a  cotizaciones  deducibles de los ingresos imponibles, hasta un máximo del 10% de dichos  ingresos.

El importe de las cotizaciones lo decide libremente el asegurado. Tras el cese de la actividad profesional, la salida se realiza, obligatoriamente en forma de  renta.

 

El plan de ahorro de empresa para la jubilación (PERE, por sus siglas en francés)

Se trata de un contrato de grupo con carácter obligatorio, más conocido con el  nombre de «régimen del artículo 83» en referencia al Código general de los impuestos.

La gestión de estos regímenes se pone en manos de empresas de seguros, instituciones de previsión o mutuas. Debido a una decisión unilateral del empleador, una decisión colectiva de los empleados, un acuerdo o un convenio colectivo, su adhesión tiene carácter obligatorio, al igual que los pagos, cuyo índice de cotización se establece al crear el régimen. Generalmente, el empleador contribuye a la financiación de estos regímenes.

Siempre que adopten las reglas de seguridad y transparencia del PERP, los pagos voluntarios a estos regímenes pueden optar a las mismas ventajas fiscales. Las cotizaciones o primas abonadas de forma facultativa a estos planes de jubilación se pueden deducir del impuesto sobre la renta bajo las mismas condiciones que en el PERP.

Igual que con el PERP, el ahorro invertido da lugar al pago de una renta a partir de    la edad de la jubilación, excepto en casos excepcionales.

 

El plan de ahorro colectivo para la jubilación (PERCO, por sus siglas en  francés)

Constituye un ahorro colectivo en el marco de la empresa. Es obligatorio cuando se ha firmado un acuerdo. A diferencia del PERE, los pagos de los asalariados son  libres. Igual que en el PERE, la empresa también realiza una contribución, y los fondos se invierten en el marco de una gestión mutualizada, generalmente en manos de bancos, sociedades de seguro u organismos dependientes de los grupos de protección social.

Se ha creado una serie de incentivos fiscales tanto para la empresa como para el asalariado. La salida puede realizarse en forma bien de renta vitalicia o de capital, lo que hace que el PERCO se parezca a una inversión  clásica más que a  un ahorro para la jubilación. Para las pequeñas empresas que no pueden implantar su propio PERCO, existen PERCO interempresas, creados mediante acuerdos por sectores, que permiten mutualizar la gestión y los riesgos.

Los contratos «ley Madelin» están destinados a todos los profesionales autónomos y liberales: los administradores mayoritarios, los comerciantes y artesanos, las profesiones liberales y los cónyuges colaboradores.

El suscriptor ha de estar al corriente de sus cotizaciones a  los  regímenes  obligatorios de seguro de enfermedad y jubilación. Las cotizaciones son deducibles  de los ingresos profesionales y son libres, aunque deben situarse en cierto  rango.

El contrato puede suspenderse en caso de cese de actividad tras una liquidación judicial o en caso de invalidez.

Tras el cese de la actividad profesional, la salida se realiza, obligatoriamente, en forma de renta, excepto para los beneficiarios de una pensión de  invalidez.

El régimen Préfon se reserva para los funcionarios, sus cónyuges y todas aquellas personas que hayan pertenecido a la función pública durante su  carrera.

Está sujeto a la misma fiscalidad que el PERP.

Para acceder a una información personalizada según sus regímenes de jubilación,

conéctese a su cuenta de jubilación.

Esta cuenta le permitirá :

  • consultar su información personalizada según sus regímenes de jubilación,
  • acceder a su vida laboral,
  • realizar simulaciones de jubilación en línea.

Ces articles peuvent vous intéresser

En poursuivant votre naviguation, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des contenus adaptés à votre profil.  En savoir plus